Basta ya!!

Ya esta bien y que se dejen de atarnos como si fuéramos perros, cuando sufrimos un ingreso en cualquier hospital psiquiátrico. Yo lo pido que las he sufrido las jodidas contenciones, que parezca que disfrutaran cuando nos las están aplicando, cualquier auxiliar de enfermeria. y cuando nos estan con eso inmovilizando, paralizando, ya esta bien!!! Basta ya de las jodidas contenciones físicas en los hospitalesSigue leyendo “Basta ya!!”

acoso en las aulas.

Siempre desde muy pequeña me he preguntado, si realmente yo era el bicho raro de la clase del que todos hacían burla y se reían de ella. Yo era una niña pecosa, tímida y muy abstraída. Tan solo tenía un par o tres de amigos en clase quizás fuera por ello que empezase ese tanSigue leyendo “acoso en las aulas.”

recuerdos.

A menudo me siento idiota, triste, ida, bipolar, bipolar, que es lo que me pasa ni siquiera yo lo se ojala lo supiera. Desde que te dan el diagnostico de lo que sufres, padeces, tienes, te quedas pensando, y buscas soluciones remedios para luchar contra citado trastorno mental. En mi caso, fue a corta edadSigue leyendo “recuerdos.”

Toda mi vida en terapia.

No es para nada extraño, que quiera dedicar este ultimo post que he escrito a mi pareja Miquel, y a mi familia, ya que son los que están soportándome casi a diario mis frecuentes altibajos. Mamá te adoro desde que vine al mundo, papa, tu has sido mas de una vez mi fuente de inspiraciónSigue leyendo “Toda mi vida en terapia.”

Teresa Romero , por fin sale del hospital.

En la rueda de prensa acontecida hoy en Madrid , la enfermera califica a la sanidad publica española como la mejor del mundo, así como de nefasta la política del país. También ha querido agradecer a todo el equipo médico del Hospital Fundación Alcorcón, que la atendido, y califica como milagro el que este viva.Sigue leyendo “Teresa Romero , por fin sale del hospital.”

Nunca debí enamorarme de ese pakistaní

No me cabe a día de hoy que he metido muchísimo la pata en mi vida, pero si la habrá metido de verdad verdad, es cuando creí que aquel chico tímido del kebab del barrio se había fijado en una ingenua jovencita como yo. Fijaros si llegue, a ser idiota, que a todo lo queSigue leyendo “Nunca debí enamorarme de ese pakistaní”

nunca olvidare mi primera vez

fue a los 17 años fue en un hospital, y aunque parezca increible, la experiencia se repitio, los dias posteriores, de lo mucho que me gusto, se que pensareis que es imposible hacer eso en un hospital, pero os bien juro que si no te pillan no te pillan, pero claro al final paso loSigue leyendo “nunca olvidare mi primera vez”