No quiero volver al recreo.

Ni a pasar màs humillaciones más, a ese patio de escuela privada donde tan mal lo pase en aquellos años, años de esconderme debajo de la cama, todos los lunes, dios mio!! Como deseaba que el domingo no se acabase nunca, por no tener que volver a pisar un aula. Quería que los findes fuesenSigue leyendo “No quiero volver al recreo.”