No soy tan fuerte, como mi familia piensa.

A  pesar de ser bastante fuerte, por que no me ha habido otra manera de resistir sino de esta forma la vida que me ha ido pasando con el paso de los años, incluidos mis incontables ingresos en hospitales, voy a llamarlos así, quien siga el blog, ya sabe a lo que me refiero. NuncaSigue leyendo “No soy tan fuerte, como mi familia piensa.”